Hipopresivos

¿Has oído hablar de los abdominales hipopresivos y de sus beneficios para la salud?

Cada vez más populares, estos abdominales (a los que, en realidad, deberíamos llamar ejercicios hipopresivos, ya que no consisten sólo en la contracción aislada de dichos músculos), se basan en la ejecución de posturas y movimientos que, puestos en práctica de manera correcta y supervisada por un fisioterapeuta, logran una tonificación de la musculatura abdominal profunda y del periné.

¿Qué es la gimnasia abdominal hipopresiva?

Los ejercicios hipopresivos consisten en la realización de posturas y movimientos que, combinados con diversas técnicas hipopresivas, buscan disminuir la presión en las cavidades torácica, abdominal y pélvica.

Debemos su difusión al doctor Marcel Caufriez, quien a través de su dedicación a la reeducación uroginecológica, descubrió los efectos perjudiciales que tenía realizar abdominales tradicionales durante el posparto.

Sí, los de toda la vida, esos que implican una flexión del tronco y la cabeza hacia las rodillas y todos aquéllos que ejercen una hiperpresión sobre los músculos del suelo pélvico.

Estos efectos perjudiciales para el suelo pélvico consisten en una acentuación de los problemas de incontinencia urinaria, prolapsos y diástasis (separación de los músculos rectos del abdomen).

La eficacia del método hipopresivo: la reprogramación

La musculatura de la faja abdominal y del suelo pélvico está diseñada para ejercer de sostén de los órganos situados en la cavidad que envuelven.

En la vida cotidiana se producen constantes aumentos de la presión abdominal: al toser, gritar, reír, cantar, cargar pesos, mantener relaciones sexuales, practicar deporte, etc.

Debido a estos y otros factores, como la inactividad, los embarazos o la menopausia, esta faja abdominal y la musculatura perineal pueden verse afectadas y dejar de realizar correctamente sus funciones de sujeción.Con los ejercicios hipopresivos podemos devolver esta función reprogramando la respuesta muscular ante las situaciones de aumentos de presión del día a día. ¿Cómo? Mediante un incremento del tono muscular en reposo, es decir, de la contracción muscular que se realiza de forma involuntaria y sostenida en el tiempo. Asimismo, se puede mejorar la respuesta muscular ante los aumentos de presión puntuales, ya que incrementa el soporte central ante las actividades que demandan fuerza. 

Factores como el sedentarismo, los embarazos, las hiperpresiones repetidas y la menopausia pueden debilitar la faja abdominal y la musculatura perineal.

¿Qué beneficios tienen los hipopresivos?

  • Reducir el perímetro abdominal aportando mejoras estéticas, posturales y funcionales.
  • Prevenir el debilitamiento del suelo pélvico en el posparto.
  • Regular los parámetros respiratorios.
  • Prevenir hernias inguinales, abdominales.
  • Prevenir la incontinencia urinaria.
  • Aumentar y regular los factores vascularizantes, y así prevenir y solucionar edemas y pesadez de piernas.
  • Proporcionar una eficaz protección lumbo-pélvica mediante la tonificación de la faja abdominal.

Abdominales hipopresivos: un método terapéutico y deportivo

El Método Hipopresivo se concibe desde dos puntos de vista: la terapia y el deporte.

En el ámbito terapéutico, están destinadas al tratamiento y prevención de diversas patologías funcionales como las digestivas, ginecológicas, urinarias, obstétricas o posturales.

En el ámbito deportivo se orientan a mejorar la condición física y la postura.

  • Prevenir posibles lesiones.
  • Aumentar el rendimiento deportivo.
  • Reducir el perímetro de cintura.
  • Mejorar la función sexual.
  • Prevenir la incontinencia urinaria, etc.

¿CÓMO SERÁN LAS CLASES?

En nuestra clínica nos preocupamos por la salud de nuestros pacientes y creemos que es de imperial importancia la individualización. No todos somos iguales, por lo que las clases tampoco deben serlo