Entrenamiento personal terapéutico

 

Podemos usar diferentes denominaciones para este tratamiento: entrenamiento personal terapéutico, readaptación física y en el caso de tratarse de un deportista, casi siempre hablamos de readaptación deportiva o de rehabilitación deportiva.

En cualquier caso, el entrenamiento personal terapéutico consiste en la realización de una actividad física pensada y personalizada para la recuperación de un paciente, siendo esta actividad pautada y supervisada por un profesional especializado

El entrenamiento personal terapéutico es un campo amplio y su puesta en práctica dependerá de los objetivos del tratamiento: desde una recuperación o preparación para una prueba deportiva, implementación de un programa físico para mejorar la salud general del paciente o ayudarle a superar situaciones de dolor o incluso de miedo a realizar ciertas actividades.

La actividad deportiva, e incluso la actividad diaria, puede generar desequilibrios en nuestro cuerpo y es imprescindible corregirlos para mejorar nuestra actitud corporal, estado de salud general o rendimiento deportivo.

¿Qué personas se pueden beneficiar de nuestro entrenamiento personal terapéutico?

  • Personas que estén en tratamiento por dolor crónico.
  • Personas que vayan someterse a una cirugía o que lo hayan hecho recientemente.
  • Pacientes que estén en tratamiento de rehabilitación por lesión.
  • Deportistas o personas que se vayan a iniciar en una práctica deportiva, aunque no estén lesionados.
  • Deportistas que quieran mejorar su composición corporal
  • Personas mayores que quieran realizar actividad física y necesiten orientarla de forma correcta.

En todos estos casos es fundamental contar con la valoración y supervisión de un especialista de entrenamiento terapéutico personal. Los beneficios son numerosos para el paciente, desde mejorar su estado físico y músculo-esquelético en general, hasta reducir riesgos para la salud como la diabetes, la obesidad, el estrés, etc.